Carcassonne: dinámico y entretenido I de III

Carcassonne: dinámico y entretenido, claro que sí. Pronto hará 20 años el juego y no en vano esta catalogado en el puesto nº 13 de los mejores juegos de mesa del mundo.

Carcassonne: dinámico y entretenido

Actualmente es uno de los mejores juegos de estrategia y dinámica rápida para iniciarse en este tipo de juegos. Fue el que me engancho de nuevo a los juegos de mesa, y ha sido personalmente el juego que más me ha gustado de todos los juegos de mesa a los que he jugado (incluso el Risk o el Monopoly, por citar algunos a los que jugaba mucho de pequeño).

Como me enganche al juego

Todo empezó cuando yo ya tenía la friolera de 33 años, por aquel entonces andaba pintando Marines espaciales, cuando para mi cumpleaños, mi amigo intimo Luis Fernando -al cual llamamos cariñosamente “Lufo”- me regaló la edición de Carcassone X Aniversario (allá por el 2011).

Le habían contando en el Generación-X del barrio, lugar donde lo compró, que me iba a gustar. En aquel momento no sabía cuanto. Al final, acabamos enganchados todos al juego (mi mujer y yo -mi hija aún no había nacido-, más mis amigos íntimos) en partidas que duraban horas los fines de semana.

El juego, para aquel que no lo haya visto antes, esta ambientado en la famosa ciudad medieval amurallada francesa de Carcasona, y consiste principalmente en crear un mapa (donde en cada partida será distinto, os lo garantizo) donde los jugadores compiten por hacer el máximo número de puntos con las mejores posesiones. Es decir, las posesiones (que pueden ser ciudades, praderas, caminos, monasterios, etc) son los que dan puntos. Vamos con las instrucciones del juego, que son muy fáciles.

¿Qué es un Meeple?

Bien, antes de hacer un review completo del juego y de las diversas expansiones que han sido lanzadas hasta la fecha, primero queremos explicar un concepto: el de “Meeple”.

Oxford Dictionaries define la palabra “Meeple” como un término aceptado dentro del inglés con la siguiente definición: “A small figure used as a playing piece in certain board games, having a stylized human form”, que en castellano viene a significar algo como pequeña figura usada como pieza de juego en ciertos juegos de mesa, que tiene forma de humano. La leyenda nos dice que el concepto de “Meeple” fue establecido por una persona durante una partida del juego de carcassone, donde hacía referencia a sus muñequitos como “mi gente” (“my people” en inglés).

A lo largo de la partida el término fue “modificado” y acabó llamándoles “meeples”. Así que a partir de ahora, vamos a referirnos a los Meeples del Carcannosse, como a ese tipo de muñequitos, generalmente hechos de madera (e incluso de otros materiales) existentes, que se utilizan en el Carcassonne para sumar puntos. En Castellano, el concepto de Meeple se ha traducido como “Seguidor”, por lo que las instrucciones del juego se refieren a los seguidores.

¿Cómo se juega?

La novedad del Carcassonne y porqué se hizo muy popular, es que el tablero es nuevo en cada partida, puesto que los jugadores de forma aleatoria van sacando las fichas del terreno y van situándolas según más les convenga. Las fichas se componen de campos, ciudades, caminos y monasterios y deben colocarse de forma coherente. Sobre éstas se colocan las piezas de los personajes, que según donde se coloquen se convierten en granjeros, caballeros, monjes o ladrones. Las piezas de personajes permanecen estáticas en el tablero hasta que la construcción en la que están se acabe y se repartan los puntos correspondientes.

Los jugadores puntúan de dos formas:

Durante el juego se puntúa solamente por construcción acabada. Los puntos se los lleva el jugador con más piezas de personaje presentes en la construcción en cuestión (en caso de empate todos los jugadores reciben los mismos puntos): un punto por ficha de camino completado, dos puntos por ficha y escudo de ciudad acabada y nueve puntos por monasterio totalmente rodeado. En estos casos los jugadores devuelven sus piezas de personaje a su fondo para utilizarlas en otras construcciones.

Al final del juego se puntúan las granjas y las construcciones inacabadas con presencia de jugadores. Los puntos se los lleva igualmente el jugador con más piezas de personaje presentes en la construcción en cuestión (en caso de empate todos los jugadores reciben los mismos puntos): un punto por ficha de camino, un punto por ficha y escudo de ciudad, un punto por monasterio y ficha que lo rodee, y tres puntos por cada ciudad abastecida por granja.

Carcassonne (2001)

El juego original fue lanzado en el año 2001 y se convirtió rápidamente en el divertimento del año. Rápidamente se vendieron más de 7 millones de copias por todo el mundo. Con una mecánica simple, fácil y muy entretenida. “Solo” has de crear tu propio territorio, utilizando a tus seguidores como caballeros, bandidos, monjes o campesinos y consiguiendo más puntos que nadie. La duración de la partida suele ser de entre 35-45 minutos (jugando solo con el juego original, claro, si le empiezas a meter expansiones, te garantizo horas). Carcassonne incluye 8 seguidores y tú decides como ponerlos para sumar puntos. En el juego, los seguidores podían ser:

– Ladrones: colocados en casillas del camino.
– Caballeros: colocados en las casillas de una ciudad.
– Monjes: colocados en las fichas de iglesia
– Granjeros: colocados (de forma tumbada) en las casillas de campo.

Carcassonne: dinámico y entretenido

El mecanismo del juego se desarrolla a través de tres turnos o fases:

  1. Se colocan las fichas.
  2. Se colocan los seguidores.
  3. Se puntúa (durante la partida, para determinadas acciones, y sobre todo, al finalizar el juego).

Expansiones

Bajo la mecánica del juego contada, se han creado un montón de expansiones que han enriquecido el juego aún más si cabe, pero que han hecho, como es lógico, que una partida de 40 minutos pueda transformarse en una partida de horas. Además, para jugar a este juego con expansiones, id preparando una mesa muy grande, os lo aconsejo.

El Río (2001)

Como el juego tuvo mucho éxito, rápidamente empezaron a lanzar expansiones. La primera, llamada “El Rio”, donde se incluían nuevas fichas (un total de 12 fichas de río) las cuales eran desplegadas al inicio de cada partida. Es decir, primero, entre todos los participantes, se construía el río al inicio del juego (estas 12 fichas eran las primeras en ponerse entre todos) y a partir de ahí, se continuaba con el mismo. Si os dais cuenta, las fichas del río (que os enseño a continuación) ya establecían algunos caminos, construcciones, etc.

Carcassonne: dinámico y entretenido

Posadas y Catedrales(2002)

Fue la segunda expansión del juego, y empezó a incluir nuevas reglas en función de nuevas fichas. Era necesario, como es lógico, jugar mezclando la expansión, con el juego original.

Carcassonne: dinámico y entretenido

Carcassonne: dinámico y entretenido

Esta expansión también incluía la expansión anterior “El Rio”, con lo que si te comprabas esta expansión, ya tenías también la del río. Las instrucciones venían en Portugués o en Castellano, y los nuevos cambios introducidos eran proporcionados a través de nuevas fichas.

Esta expansión incluía las siguientes fichas adicionales:

  • 6 Fichas de Posada del Lago: Las posadas del lago, duplicaban el valor de los caminos finalizados, por lo que los ladrones sumaban el doble. Por contra, si el camino no estaba finalizado, la puntuación era 0.
  • 2 Fichas de Catedral: Las catedrales multiplicaban por 3 cada una de las fichas de una ciudad, mas sus escudos. Si por contra, la ciudad no estaba terminada, la puntuación era 0.
  • 10 Fichas de Juego más: A las anteriores fichas de posadas y catedrales, se incorporaban otras 10 nuevas fichas de juego. En la imagen siguiente se ven todas ellas.

Carcassonne: dinámico y entretenido

  • 12 Fichas de puntuación: con anverso de 50 puntos y reverso de 100 puntos. Utilizadas para llevar el tanteo de la partida para cada jugador.

Carcassonne: dinámico y entretenido

  • 12 fichas de la expansión “El Río”.

Además, se incluían 8 seguidores en madera de color gris para un sexto jugador, ya que el juego original estaba pensado solo para 5 jugadores, y un seguidor grande (más grande que el resto) para cada jugador, que valía por dos seguidores normales.

Opinión Personal

Ahora, pongamos una situación hipotética, para que veáis por donde van los tiros. Imaginad un juego donde estáis construyendo una carretera, y cada ficha que has puesto (has puesto un total de 4 hasta el momento) es una parte de la carretera y representa un punto, total, tendrías 4 puntos. Ahora pensad que en el mapa hay otra carretera con 16 fichas construida (total 16 puntos) y te interesa unir tu carretera (de 4 puntos) a esa carretera (de 16 puntos) para tener un total de 20 puntos, pero en ese momento, llega tu compañero de juego, levanta una ficha (de muchísimas que hay), y tiene la suerte de ser una ficha de cierre de carretera, apropiándose de esos 16 puntos, y dejándote literalmente colgado con tus 4 puntos. ¿Entendéis por donde voy?

En los siguientes post enseñaremos el resto de las expansiones y su forma de jugar. Mientras, os dejo con mi juego de mesa del Carcassonne, y algunas de sus expansiones que tengo, y de una de las partidas que echamos en su día con los amigos. Carcassonne: dinámico y entretenido, claro que sí!!.

Carcassonne: dinámico y entretenido

Carcassonne: Dinámico y Entretenido I de III
Carcassonne: Dinámico y Entretenido II de III
Carcassonne: Dinámico y Entretenido III de III

1 Trackback / Pingback

  1. Carcassonne: dinámico y entretenido II de III - La Cueva Del Coleccionista

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*